5 mitos sobre el Libro de Mormón

Traducido Por Dastin Cruz

La aparición del Libro de Mormón y las historias que contiene son increíbles; increíbles y complejas. Como resultado, muchos miembros de otras religiones han generado conceptos erróneos sobre el Libro de Mormón y las creencias mormonas al respecto. Aquí presentamos algunos mitos comunes y las verdades que rodean este registro sagrado que puede compartir con sus vecinos y amigos que no son miembros.

Mito #1: Los mormones no creen en la Biblia; ellos tienen su propio libro.

Sí, los mormones tenemos nuestro propio conjunto de escrituras únicas. De hecho, no solo tenemos el Libro de Mormón, tenemos Doctrina y Convenios (un libro de revelaciones dado al profeta José Smith y a profetas posteriores), palabras de los profetas modernos y la Perla de Gran Precio (selecciones de tanto materiales antiguos como de materiales modernos que tocan doctrinas significativas, muchas únicas para nuestra fe). 

Pero, creer en estos otros registros sagrados no quita nuestra creencia y reverencia por la Biblia. Las Escrituras SUD adicionales apoyan, agregan y, en muchos casos, aclaran las doctrinas ambiguas que se encuentran en la Biblia.

Pero, ¿Los mormones no tienen su propia traducción de la Biblia?

Si bien creemos completamente que la Biblia contiene la revelación divina de Dios, también entendemos que fue registrada y luego traducida por hombres que cometieron errores. Como resultado, el profeta José Smith proporcionó traducciones más precisas de versículos clave y de capítulos en la Biblia. Entonces, aunque los mormones usan la versión Reina-Valera de la Biblia, tenemos notas al pie y apéndices que proporcionan las traducciones de la Biblia por José Smith.

Mito # 2: José Smith o Mormón escribió El Libro de Mormón

El Libro de Mormón no fue escrito por un solo hombre. Contiene relatos de cuatro conjuntos de registros escritos por muchos de los antiguos profetas de Dios que vivieron desde aproximadamente 2200 años aC hasta 450 años después de Cristo. El profeta Mormón compiló la mayoría de estos registros, un trabajo que su hijo, Moroni completó. José Smith más tarde tradujo estos antiguos registros por el poder y el don de Dios.

Para obtener más información detallada sobre cómo José Smith tradujo consulte "La traducción del Libro de Mormón" de lds.org.

Mito # 3: Los mormones adoran a Mormón

Es cierto que su nombre está en nuestro libro. Pero No, no adoramos a Mormón. Si bien veneramos y respetamos a los profetas de Dios, no creemos en la adoración de ningún hombre. Adoramos solo a nuestro Padre Celestial y a Su Hijo, Jesucristo, un hecho comprobado por el nombre completo de esta escritura: el Libro de Mormón: otro testamento de Jesucristo.

El Libro de Mormón recibió su nombre porque Mormón compiló y resumió la mayoría del libro procedentes de registros de los antiguos profetas. 

Mito # 4: El lenguaje de El Libro de Mormón es históricamente inexacto

La Iglesia publica páginas temáticas en lds.org que abordan directamente muchas de las preguntas más difíciles de responder sobre el Libro de Mormón utilizando la investigación académica y hechos históricos. Este es un gran recurso para repasar cada vez que se encuentre con un tema desafiante. Esto es lo que aprendí sobre el lenguaje del Libro de Mormón:

El simbolismo, la estructura de las oraciones y el lenguaje de El Libro de Mormón están muy alejados del estilo de escritura de la América de principios del siglo 19. De hecho, el profesor de Estudios Islámicos y Arábicos de BYU, Daniel C. Peterson afirma que "un riguroso análisis estadístico señala claramente que ni José Smith ni ninguno de sus asociados conocidos compuso el texto en inglés del Libro de Mormón. De hecho, la investigación indica que el libro fue escrito por numerosos y diferentes autores." ("Más evidencias para el Libro de Mormón") El hecho de que muchos de los nombres o palabras del Libro de Mormón son diferentes a los de las narraciones bíblicas realza la exactitud histórica del Libro de Mormón porque muchos de los relatos de El Libro de Mormón fueron escritos en un tiempo y lugar muy alejados de los de La biblia. Además, aún existen pruebas históricas que respaldan la exactitud de estos nombres. Por ejemplo, los nombres de Sariah y Nephi se han encontrado en documentos judíos antiguos que datan de la época y el lugar donde vivían estos personajes del Libro de Mormón.

Pero, ¿Por qué descendientes de judíos escribirían su registro sagrado en egipcio si eran descendientes judíos?

Algunos estudiosos han citado la declaración de Mormón de que El Libro de Mormón fue escrito "en caracteres que entre nosotros se llaman egipcio reformado" como una prueba de inconsistencias dentro del Libro de Mormón (Mormón 9:32). Pero, cuando se examina más de cerca, esta afirmación encaja completamente con otros documentos históricos antiguos.

Muchos registros judíos sagrados se han registrado en idiomas distintos al hebreo, incluidas partes significativas de la Biblia. Los judíos estaban familiarizados con la cultura y el aprendizaje egipcios, habiendo vivido y soportado siglos de esclavitud en Egipto. Debido al intenso trabajo de grabar, encontrar y hacer materiales para registrar estos relatos, tiene sentido que los profetas antiguos usaran caracteres egipcios modificados para registrar el Libro de Mormón, ya que el alfabeto egipcio antiguo está mucho más condensado que el hebreo. Los eruditos descubrieron recientemente varios registros antiguos adicionales escritos precisamente de esta manera ( "Más evidencias para el Libro de Mormón" ).

Para obtener más evidencia sobre la evidencia histórica que respalda el Libro de Mormón, consulte "Más evidencias para el Libro de Mormón" de lds.org.

Mito # 5: El ADN de los nativos americanos demuestra que el Libro de Mormón no puede ser verdadero

Muchos han atacado la autenticidad del Libro de Mormón basándose en el hecho de que gran parte del ADN examinado de los nativos americanos hasta este punto se parece mucho al de las poblaciones de Asia oriental. Afirman que esto respalda la teoría de que los nativos americanos migraron a través de un puente de tierra (Puente de Beringia) que conecta Siberia y Alaska y desmiente la versión del Libro de Mormón de que algunos antepasados ​​nativos americanos cruzaron el Atlántico hacia América. Estos críticos usan una pequeña cantidad de datos para hacer generalizaciones sobre un gran grupo de personas culturalmente diversos esparcidos en dos continentes.

El Libro de Mormón no contradice la teoría de la migración por el Estrecho de Bering . El Libro de Mormón nunca afirma que los pueblos que describe eran los únicos o incluso los habitantes predominantes de América. De hecho, "las pistas culturales y demográficas incluidas en el texto implican la presencia de otros grupos" ( "El Libro de Mormón y los estudios de ADN" ). El Libro de Mormón solo proporciona un relato de un grupo entre muchos a lo largo de la historia que han descubierto y migrado al continente americano.

Consulte "El Libro de Mormón y los estudios de ADN" de lds.org para obtener más detalles sobre cómo la genética de poblaciones se relaciona con el Libro de Mormón.

Este artículo fue escrito originalmente por Danielle Beckstrom y fue publicado por ldsliving.com, con el título: “Debunking 5 Myths about The Book of Mormon” Publicado y traducido al español en www.4mormon.ml

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Adbox

@mormonorg